Significado del branding

Branding proviene de la palabra inglesa brand que significa marca. 

Como Branding entendemos el proceso de creación y construcción de una marca, y todos los aspectos que intervienen. Por lo tanto, construir una marca es mucho más que elegir un nombre y diseñar un logo. 

El branding debe proyectar ideas, sensaciones, experiencias, colores… un conjunto de elementos  que deben transmitir la propuesta de valor que nos haga destacar con nuestra empresa. 

Y eso… ¿Cómo se hace? 

Pues buscando la credibilidad y la originalidad, construyendo un universo al que nuestro público objetivo quiere pertenecer. 

Y es que construir una marca nos va a ayudar a atraer clientes de una forma más rápida, además ayudará a fortalecer la fidelidad de nuestro público objetivo. 

Objetivos del Branding

Un branding sólido y coherente hará que tu marca sobresalga y persista en la mente del consumidor. Un buen branding te ayudará a conseguir:

· Una marca reconocible

Que te reconozcan con solo una mirada es uno de los beneficios más importantes. Esto no se consigue solo con un buen logotipo, sino con una imagen coherente y unificada en todos los elementos. 

Cuando vemos el logo de Apple, automáticamente pensamos en sus productos, en su filosofía i en su calidad.

· Diferenciación frente a la competencia

Un buen branding ayudará a mostrar tu propuesta de valor y hará que te diferencies de la competencia por tus valores y por lo que ofreces. 

· Llegar a tu público objetivo 

Otro aspecto importante del branding debe ser la conexión emocional con el consumidor. Definir bien quién es tu cliente ideal para dirigirte a él de una forma directa con su lenguaje, conociendo sus gustos ayudará a crear un conexión que hará que se identifique con tu marca y se sienta afín a ella.

· Credibilidad y seriedad 

Un buen branding te ayudará a que tu empresa o negocio se vea sólido y profesional, generará confianza en el público ayudándote a destacar.