Seguro que muchos de vosotros habéis querido sorprender a alguien con un regalo super especial ¿Verdad? 

Y es que acertar con el regalo perfecto no siempre es fácil. 

A la hora de ingeniar un regalo es muy difícil acertar. Personalmente, lo que más ilusión me hace es un regalo que verdaderamente sea para mí. Con esto quiero decir que sea algo con lo que de verdad me identifique, algo personal, un regalo en el que se vea que han pensado en mí. Y, en ocasiones, esto nos puede llevar por el camino de la amargura.

Imaginad regalarle el momento más feliz que esa persona haya vivido, o regalarle un retrato de esa mascota que tanto quiso. ¿Cómo? En forma de ilustración. Una lámina personalizada puede recoger muchos recuerdos y sentimientos además de decorar la habitación en la que esté.

Si quieres sorprender a alguien con una ilustración totalmente personalizada solo tienes que: 

· Enviar una o varias fotos de alta calidad de la persona a la que quieres sorprender. 

· Explicarme tu idea

Y yo te propondré la ilustración que más se adapte a tu idea y ocasión.

Este regalo puede ser ideal para un cumpleaños, para el día de la madre, para una boda, o para sorprender a tu amiga o pareja!

Así que si quieres sorprender a esa persona especial regalándole emociones puedes contar conmigo. 

Trataré de plasmar el sentimiento que transmite esa persona en preciosos trazos. 🙂